jueves, 21 de noviembre de 2013

Anglicismos en el deporte

Henri Poincaré: "Una palabra bien elegida puede economizar no sólo cien palabras sino cien pensamientos" 
Carlos Dossi: "Se dice que la palabra distingue al hombre de las bestias, pero es la palabra precisamente la que revela muchas veces la bestialidad de algún hombre"

Corner, mister, chance, sponsor, down force, safety car, fair play, stint y un largo etc., son expresiones comunes en las transmisiones deportivas del fútbol, la fórmula uno, el tenis, béisbol, algo incomprensible en un idioma como el castellano, tan rico en definiciones, sinónimos y bueno se escucha más bonito y se entiende más; tiro de esquina, director, oportunidad, patrocinador, fuerza descendente, auto de seguridad, juego limpio...

El ciudadano de a pie disfruta escuchar las transmisiones deportivas por radio, con mayor frecuencia las de televisión, es muy común que en estas se escuchen expresiones que van en contra de la lengua castellana. Con la popularidad que estos medios tienen, deberían ser un ejemplo del buen uso de cualquier idioma, sin embargo, algunos periodistas se jactan de usar bien nuestra lengua; un segundo después usan algún anglicismo. 

La razón principal de usar bien el idioma, es que la transmisión va para personas de habla hispana o que quieren aprender a expresarse bien en esa lengua. Presumir de usar un lenguaje técnico en inglés por ejemplo en la fórmula uno, no ayuda al que quiere aprender y aparte es un insulto al idioma español.

Afortunadamente en algunas estaciones o canales, la frecuencia con que se usan estas tediosas expresiones es mucho menor, quizá porque quienes las dirigen, hacen caer en la cuenta de estos vicios a sus periodistas (o a quienes fungen de periodistas)  y narradores o porque en otros casos han entrado en desuso por otras palabras, desafortunadamente en muchos casos, rebuscadas - por lo menos son en el idioma de Cervantes - . Eso sí, las excepciones en el periodismo existen, gente que aporta al idioma con un buen uso.

El utilizar el idioma como debe ser, hará que el mensaje llegue con más claridad -  ya lo dijo Andrés Bello: “Lo importante de nuestro idioma es que se entienda el mensaje que se transmite”, cumpliendo esta premisa, defenderemos una lengua que ha de crecer y que bueno sin duda ha crecido por la adopción de palabras de otros idiomas y como debe ser, esas nuevas palabras son aprobadas por los entes que tienen esa responsabilidad,  la adopción se ha dado porque no se le ha encontrado una adecuada traducción o no se logró imponer la que le dieron: fútbol  por  balonpie expresión que nunca se pudo apropiar por la comunidad, voleibol  por  balónbolea mucho menos conocida, y la lista podría continuar.

Cuando el oyente se aburre de oir expresiones que molestan, por lo menos en la radio es posible decidir a quien escuchar. En la tv el tema es más complicado debido a los monopolios, en muy pocos es posible tener un audio adicional (SAP)*, otros usuarios intentan con el audio de radio; pero está la dificultad que significa el desfase en la transmisión.

Creo que llegará el día en que tengamos un transmisión hecha en su totalidad en castellano y que todos podamos comprender en su totalidad, aunque se usen modismos (en algún momento habrá que buscar su significado).


La palabra es lo más bello que se ha creado, es lo más importante de todo lo que tenemos los seres humanos. La palabra es lo que nos salva"
No usemos la lengua para la guerra, y menos para la guerra de las lenguas, sino para la paz, y sobre todo para la paz entre las lenguas. De la defensa de la lengua, de todas las lenguas, sale su fortaleza, y en su cultivo literario y siempre progresivo se fundamenta su auge y su elástica y elegante vigencia"
____________

* Anglicismo. Empleo de vocablos o giros ingleses en distintos idiomas (Real Academia Española)

* El SAP o Second Audio Program, es una señal secundaria que emiten algunas estaciones de TV (y no en todos los programas) y no todos los receptores de tv tienen la opción.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada